¿Cómo cuido mis minerales?

esmeraldapirita

¿Cómo cuido mis minerales? Consejos útiles para la buena conservación de sus objetos de plata y piedra natural.

y esto para limpiarlo, lo meto en agua con sal ¿verdad?” Esta frase la escuchamos habitualmente en nuestra tienda de minerales en Málaga, mucho más de lo que la deberíamos escuchar e incluso muchas veces tarde, sin que podamos hacer ya nada. Y es que en los últimos años son muchas las corrientes que hablan de recargar la energía de las piedras, y en muchos casos se hace esta recomendación: introducir la piedra o pieza en agua con sal.

No vamos a entrar en este artículo sobre la necesidad o no de recargar la energía de los minerales, lo dejamos para un próximo post. Pero lo que sí os podemos garantizar es que el hecho de introducir un mineral en una solución salina (agua con sal) sin conocer la dureza de la piedra, o cómo le puede afectar al metal, es arriesgarse mucho a que la piedra u objeto sea corroído por la solución salina, de igual modo que el agua del mar corroe el casco de los barcos. Hemos atendido muchas personas que nos han traído collares o colgantes preciosos, incluso piezas exclusivas y caras, que se habían quedado totalmente inservibles porque se habían introducido en agua con sal. Y no tiene arreglo. Imaginaos echar a perder un precioso collar de ambar (que es un mineral blando) porque alguien le había dicho que una amiga le había recomendado a una amiga que lo metiese en agua con sal..

Consejos útiles para cuidar tus complementos con piedra natural:

  • No introducir el mineral u objeto con piedra natural en agua con sal. Si queremos recargar la energía de la piedra es suficiente con depositarla sobre un plato con un poco de sal, en seco, y no dejarla más de un hora, ya que si hay cierta humedad en el ambiente podría de igual modo dañar la piedra.
  • No utilizar limpiametales líquidos sin saber si puede afectar a la piedra o al brillo. Muchos de estos limpiametales son también agresivos y pueden afectar a algunos tipos de piedras como el lapislázuli o la malaquita, entre otros. Hay minerales como las diferentes variedades de cuarzos, y en general piedras de mayor dureza, que sí aceptan el uso de este tipo de limpiametales.
  • No limpiar la plata frotando con bicarbonato, ya que se araña y habría que volver a pulirla para que recobre su brillo anterior.
  • Echarse el perfume antes de colocarse los complementos, ya que si lo echamos después, los aceites y parafinas del perfume pueden comerse el brillo de las piedras, incluso corroerlos.
  • Procurar no mojar los objetos, sobre todo pulseras o collares, ya que el agua acortará la vida útil de los hilos y elásticos con los que se realizan las pulseras y collares. Si se mojan esporádicamente no ocurre nada, pero si nos duchamos diariamente con ellos, vamos a la playa o la piscina, al final se acabarán rompiendo.
  • Lo mejor para limpiar la plata, si la superficie es lisa, son las toallitas o gamuzas impregnadas con limpiador. Son económicas y se obtiene un resultado muy bueno, sin peligro de perjudicar la piedra.
  • Ante cualquier duda, la mejor recomendación es acudir a un profesional que sepa qué tipo de limpieza es la más adecuada para cada tipo de piedra o mineral.
  • Prestar atención especial a joyeros y cajas donde se guarden las joyas de plata, ya que algunos pueden llevar pegamentos o estar fabricados con materiales reciclados que desprendan gases, que pueden estropear la plata y volverla totalmente negra. Normalmente se puede limpiar y recuperar su estado original, pero es mejor evitar este mal trago.

En nuestro establecimiento en Málaga realizamos limpieza y pulido de todo tipo de objetos de plata y piedra, además estamos a vuestra disposición si nos queréis plantear cualquier duda o consulta al respecto.

Esperamos que estos consejos os ayuden a conservar vuestras joyas y piedras naturales.

El Taller de los Minerales